Siguenos en:
Instituto de Kabbalah Universal
Un centro de estudio para la Evolución del Alma

 

 
Caracas, 01 de Julio 2.015
  Un Significado de Amistad.
   
 
   
 

Hay muchos escritos acerca de que la amistad es un prerrequisito en la espiritualidad. Pero en realidad la espiritualidad puede definirse como amistad. Son una y lo mismo. Puede que en ocasiones olvidemos esto, puede que una frustración nos haga olvidar todo lo bueno que una persona haya hecho por nosotros, inclusive puede que muchas veces se trate de que no entendamos las razones por las cuales nuestros amigos deciden sobre una u otra cosa.

Pero, si entendemos principalmente que no estamos aquí para ser los dueños de sus vidas y que solo podemos guiarles o ellos guiarnos a nosotros en el mejor camino posible, podemos entender mejor sus pensamientos, decisiones y formas desafiantes. La razón por la que no vemos estas cosas en primera instancia es porque las acciones de ellos están supeditadas a nuestros deseos, es decir, queremos que una persona sea nuestro amigo siempre que actué de acuerdo con “mis intereses”. De lo contrario, la amistad no existe.

Espiritualmente hablando las personas (amigos, familiares, conocidos, contrarios, etc.) son canales para que atravesemos nuestros propios procesos, nuestros propios desafíos, inclusive aunque ellos literalmente sean ese desafío. Hay una razón especifica por la que cada uno de nuestros amigos están a nuestro lado, por la que cada una de estas personas actúa de la manera que actúa, y aunque no podamos entender muchas veces, la idea de espiritualidad-amistad significa que no importa que, yo estoy allí para servirte de canal de luz, como una fuerza de apoyo e iluminación en momentos obscuros. Y no para servirme mientras tengas algo que ofrecerme y nada más.

La amistad no se trata de cuanto recibo o cuanto te doy mientras sea más cómodo para mí, se trata de cuanto puedo olvidarme de mi mismo para que tú puedas elevarte y ser una persona mejor cada día. Si no podemos entender esto, realmente estaremos siempre detrás de el paredón de las amistades frustradas y sin sentido.

Existe una historia de Rav. Ioshua en el Talmud tratado Brajot 58, quien se había encontrado con un amigo quien le dijo:

-Querido amigo, hace más de un mes que no nos vemos, ¿Qué debo decirte?

-Debes pronunciar una bendición – respondió el Rav-.

-¿Cuál sería la apropiada?

-Bendito Seas Tú, Eterno, que nos dejaste vivir, nos sostienes y nos hiciste llegar a esta ocasión.

-Es una hermosa bendición, pero, qué sucedería si pasara un año sin verlo, ¿Cuál bendición debería decir?

-En esa ocasión, respondió el Rav. La bendición seria: Bendito Eres Tú, que revives a los muertos.

-¿Cómo puede ser? Si esa persona no estaba muerta.

-Es cierto, dijo el Rav, pero si tú no escuchaste ni viste nada de un amigo durante más de un año, puedes considerarlo como si estuviera muerto. Porque la amistad existe para renovarse como algo sagrado, no solo cundo se necesita casualmente de alguien.

El amor es una fuerza que se renueva cada día, como el sol, constante y purificador. Pero si mal no recuerdas, el sol no sale solo los días en que está feliz o en los días en que tú estás haciendo las cosas bien. El sol está allí día a día, sin condiciones, para brindarnos la oportunidad de la vida. Puede que haya nubes oscuras y lluvia, pero siempre detrás de estas, el sol estará allí para brindarnos la señal de que aun en las épocas más obscuras, el amor jamás nos abandona. Eso para mí es la amistad.

Bendiciones y luz…

  Con amor: Jonathan.
   

 

 

Copyright 2016 Instituto de Kabbalah Universal - All Rights Reserved Site by Jesús Pérez Email: jeniopc@gmail.com