Siguenos en:
Instituto de Kabbalah Universal
Un centro de estudio para la Evolución del Alma

 

 
Caracas, 01 de Junio 2.015
  El Creador es tu sombra.
   
 
   
 

Cada día experimentamos algún tipo de ofensa de parte de los demás. Es natural que nos molestemos cuando un amigo hace algo que nos duele. Nuestra reacción a este tipo de comportamiento es arremeter o hacerle daño. Incluso cuando tenemos la habilidad de abstenernos de actuar con venganza, es difícil dejar ir esos sentimientos heridos. Hay una razón muy poderosa no solo para contenernos de reaccionar negativamente, sino para dejar ir esos sentimientos de dolor.

Una de las cosas más importantes que debemos entender sobre nuestras vidas es la ley de causa y efecto. La manera en que nos comportamos ‒ya sea a través de buenas acciones o no tan buenas‒ determina lo que viene de vuelta a nosotros. De acuerdo a nuestro comportamiento, la Luz del Creador se comporta con nosotros. Los kabbalistas basan sus enseñanzas en un verso de los Salmos, “El Creador es tu sombra”. Esta enseñanza nos puede revelar y dar una explicación de muchas cosas acerca de nuestras vidas.

Todos hemos, y desafortunadamente continuamos haciendo, acciones que sabemos no deberíamos hacer. Nos comportamos de manera egoísta y nos enojamos, conociendo las leyes de causa y efecto, es evidente que hemos provocado aquellos desafíos que se manifiestan en nuestras vidas.

Sin embargo, hay una manera de asegurar que estemos protegidos de las repercusiones de nuestras acciones negativas. Si estamos dispuestos a soltar aquellas acciones negativas que otros nos hicieron, entonces, debido a este comportamiento, los efectos negativos de nuestras acciones no pueden volver hacia nosotros para afectarnos. Cuando nos hicieron daño y estamos dispuestos a dejar ir ese dolor, ese es el tipo de energía que traemos a nuestras vidas ̶ la energía del perdón a nuestras vidas‒. Así hayamos cometido una acción negativa, no tendremos los resultados de esa energía de vuelta ya que estamos dispuestos a dejar ir y perdonar a otros por las acciones negativas que percibimos nos hicieron. Como resultado, cualquier negatividad destinada a regresar a nuestras vidas, será detenida, y estaremos protegidos.

Una vez que entiendes esta enseñanza empiezas a limitar sentimientos y reacciones negativas hacia los demás. La próxima vez que alguien haga algo que te lastime recuerda, “Si soy capaz de soltar este sentimiento de dolor, estoy atrayendo a mi vida un escudo protector para una acción negativa que yo cometí”. Y si continúas practicando esto, empezarás a reconocer estas “dolorosas” circunstancias como oportunidades para traer protección hasta que se convierta en nuestra segunda naturaleza dejar ir cualquier tipo de reacción negativa hacia los demás.

Rav. Yehuda Aslagh explicaba que una persona tiene dos naturalezas. La primera es la innegable, es que cada aspecto nuestro y de nuestra vida o el universo entero alude a la realidad máxima del árbol de la vida, la realidad de Dios y toda su naturaleza excelsa. Esto nos conecta con la principal idea, que es encontrar la chispa del Creador en cada persona, y sabemos con certeza que cada una lo tiene. Por ende conectar con el perdón es simplemente admitir esta primera realidad básica. La segunda naturaleza, expresaba Rav Yehuda es a la que el hombre se acostumbra. Esto nos dice que somos lo que hacemos de forma repetida, es decir, la negatividad de una persona tiene sus bases en aquello a lo que ha hecho suyo como realidad, pero inmediatamente una persona abre los ojos a una realidad distinta puede formar parte de ella.

Todos podemos cambiar, pero un paso hacia un cambio real que afecte la causa y no solo el efecto de las circunstancias es comenzar por dejar ir, por nuestro bien, por el bien de la humanidad, porque es lo que nos conviene, por amor, porque esa es nuestra segunda realidad que está destinada a ser la primera y única posible. Pero debemos empezar por hacerla nuestra.

Bendiciones y luz…

  Con Amor: Jonathan
   

 

 

Copyright 2016 Instituto de Kabbalah Universal - All Rights Reserved Site by Jesús Pérez Email: jeniopc@gmail.com